Cómo Dormir profundamente Ayuda a sanar tu Mente

Un reciente estudio publicado en la revista Science el 1 de Noviembre de 2019 revela cómo dormir profundamente ayuda a “limpiar el cerebro” mediante la mejora del flujo de líquido cefalorraquídeo (LCR) que, además de influir en la cognición, ayuda a eliminar tóxinas acumuladas en el cerebro humano.

El efecto restaurador del sueño en el cerebro y en el cuerpo humano todavía sigue siendo uno de los grandes misterios de la biología actual.

Hasta día de hoy, se sabe que las frecuencias de onda lenta que se producen en la fase de sueño NO REM contribuyen a la consolidación de la memoria, donde nuestros recuerdos actuales se van transfiriendo a la memoria a largo plazo.

El nuevo estudio de la Dra. Lewis de la Universidad de Bostón revela que son esas mismas ondas lentas las que provocan oscilaciones en el flujo sanguíneo y del LCR.

Es decir, en la fase de sueño profundo se concentran grandes cantidades de LCR lo que da a entender una asociación también con la capacidad de memoria y reorganización cerebral.

Esto hace que sea de especial interés para el diagnóstico y tratamiento del trastorno del sueño, trastornos psiquiátricos o enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Pero antes de introducirnos y comprender este artículo, es necesario entender antes cómo funciona el sueño en el cuerpo humano.

¿Cómo son las 4 Fases del Sueño?

sonido espacial para dormir

Para entender un poco más el estudio es necesario distinguir las fases del sueño en una persona.

Se sabe que el cerebro de una persona en vigilia emite ondas rápidas tipo beta normalmente, que se relacionan cuando la persona está despierta y presta atención en lo que le rodea.

En cambio, en situaciones de relax y sueño, el cerebro emite ondas lentas tipo alfa, un patrón muy reconocible en los electroencefalogramas, caracterizado por el reposo de la persona.

Lo sorprendente es lo que pasa a continuación:

  • Fase 1 del sueño

Cuando la persona comienza a dormirse, aparecen ondas amplias y de baja frecuencia.

Es una actividad de ondas cereberales alfa combinadas, a lo que el resultado final se denomina ondas theta.

Si se viesen estas ondas en la pantalla o papel del ECG (encefalograma) éstas indican de forma claro un estado somnoliento, de relax o indicios de meditación.

  • Fase 2 del sueño

La persona ya duerme, y aparecen los denominados husos del sueño y el complejos K que son ondas amplia y negativas a las que les sigue una onda pequeña y positiva.

Esto se identifica en ECG como un sueño ligero. En esta fase a la persona le resulta fácil despertar si la interrumpe un factor externo.

  • Fases de sueño 3 y 4

Es la fase de sueño profundo con ondas muy lentas tipo delta. En estas fases, el cerebro encuentra su verdadero descanso y recupera la energía de procesamiento.

La función de esta fase es totalmente reparadora y tiene una duración de aproximadamente 30 minutos.

El sueño, a partir de la hora y media, inicia una serie de mezclas entre fase REM (ondas rápidas) y fase NO REM (ondas lentas).

Es decir, el ECG registra de repente la aparición de ondas beta en la fase REM que es donde se produce el sueño onírico (la persona sueña).

Lo curioso que el estado en esta fase del sueño coincide con las mismas ondas que emite el cerebro cuando está viendo algo despierto.

Se van sucediendo así hasta 4 o 5 períodos REM, a lo que comúnmente se llama sueño paradójico.

Si no puedes dormir con facilidad, hoy día existen muchos métodos para reducir ansiedades, nervios e inquietudes antes de llegar al tratamiento farmacológico o a un estudio del sueño en hospitales. La mayor parte de los problemas del sueño son más mentales que no físicos.

Selección de música relajante para poder dormir (no incluyen tonos binaurales)

Mecanismo de reparación del cerebro humano

Los investigadores del estudio utilizaron un electroencefalograma (EEG) para monitorear las ondas cerebrales de 13 personas adultas sanas sanos mientras dormían.

Con el EEG usaron la técnica fMRI rápida que permite capturar los cambios de oxigenación de la sangre y los flujos de líquido cefalorraquídeo (LCR).

Que la sangre de los vasos del cerebro fluya es un indicador de que en esas regiones del cerebro existen señales eléctricas activas y que, por tanto, consumen oxígeno.

Con esta técnica fMRI se consigue que cualquier fluido que llegue a la región, además de la sangre oxigenada, saldrá iluminado en la imagen del aparato.

Por este motivo, el flujo del LCR también es posible detectarlo, y se dieron cuenta que ambas cosas están unidas entre sí, y encima se permite medir: sangre, LCR y actividad eléctrica de forma simultánea.

Flujo de liquidocefalorraquideo

¿Qué pasa durante el sueño profundo?

El equipo de investigación observó que las ondas lentas del sueño profundo no REM se producen justo a la vez que se producen los cambios en el flujo sanguíneo y en el LCR.

Esto no quiere decir que una de las cosas es la causante de la otra. Sería una conclusión fácil de llegar.

Por tanto, se realizó un modelo computacional basado en la física de estos procesos, y que pudo predecir que solamente las ondas lentas tienen este tipo de efecto en la sangre y el líquido cefalorraquídeo.

A medida que la actividad del cerebro va alterando el flujo sanguíneo, se reduce el volumen de sangre en el cerebro y es el LCR el que fluye para llenar el espacio que dejó la sangre.

La actividad eléctrica tiene la capacidad de producir cambios en el flujo sanguíneo, y éstos a su vez impulsan cambios en el líquido cefalorraquídeo (LCR)

El equipo que controlaba el estudio realizó mediciones de LCR en el cuarto ventrículo, que es una de las cuatro cavidades que están involucradas en la producción de LCR.

El LCR generalmente fluye hacia fuera del cuarto ventrículo, por lo que sugiere que existe un flujo pulsátil, como una onda.

Este pulso empuja el LCR alrededor de los ventrículos y éste llega dentro de los espacios entre las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal.

Estas membranas son las meninges, y es aquí donde el LCR se mezcla con el líquido intersticial para eliminar los desechos tóxicos y toxinas que puedan alterar la función cebrebral.

¿Tienen las ondas lentas relación con las enfermedades neurodegenerativas?

Este descubrimiento parece que tiene una implicación con las enfermedades neurodegenerativas, ya que éstas, se cree que tienen un origen debido a la acumulación de proteínas tóxicas en el cerebro.

Por ejemplo, la acumulación de proteína beta-amiloide es un agente causante de la enfermedad de Alzheimer.

En otros estudios, la beta-amiloide se ha sabido que la forma de eliminación más eficiente es durante el sueño, pero justo es el sueño en personas mayores lo que más se interrumpe a su edad. Por tanto, las personas con Alzheimer tienen o emiten menos ondas lentas.

Las ondas cerebrales lentas retrasan el envejecimiento y previenen el Alzheimer

Impulsos eléctricos durante el sueño

Estas alteraciones del sueño que afectan a las ondas lentas se asocian también al envejecimiento prematuro, el cuál también está relacionado con un deterioro cognitivo.

La alteración del sueño, en definitiva, es una característica típica de muchos trastornos psiquiátricos, que van desde la depresión hasta la esquizofrenia.

El nuevo objetivo del estudio clínico ahora se basa en comprobar si realmente las oscilaciones eléctricas son las que causa los cambios del flujo del LCR, pero la barrera es que hay que manipular las oscilaciones neuronales en humanos.

Además, los cambios de flujo de LCR servirían como un marcador de diagnóstico para patologías relacionadas con la mente humana.

Si se usa estimulación electromagnética se puede influir en las ondas cerebrales como tratamiento para estos trastornos cerebrales.

La conclusión final es que dormir bien genera la actividad eléctrica adecuada para que se pongan en marcha los mecanismos adecuados de limpieza de toxinas en el cerebro, evitando trastornos en un futuro y efectos colaterales.

Sonidos Binaurales con ondas Alfa para Dormir Profundamente

Tras la lectura del artículo, es de interés mostrar una selección de sonidos binaurales basados en ondas cerebrales alfa.

Fuentes de información y recursos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Subir arriba