Tratamiento de la Ansiedad y la Depresión mediante tonos binaurales

En la sociedad actual, la depresión se considera una patología con capacidad de provocar alteraciones en el comportamiento, en el estado de ánimo y la fisiología de una persona. Muchos profesionales la relacionan con todos aquellos sentimientos en los que tristeza, nostalgia, stress, ansiedad o desesperanza están presentes, aunque sabemos que su etiología es mucho más amplia (traumatismos, medicamentos, radiación,…).

Normalmente, se inicia entre los 30 y 40 años de edad, aunque alcanza su pico máximo a los 40 y 60 años. De todas formas, su duración posee una medición diferente: se rige por los denominados episodios. Cada uno de ellos pueden comprender los 6 meses, llegando incluso a 9 o 10 meses, y pudiendo llegar a convertirse en una enfermedad crónica si no es tratada a tiempo.



La barrera más grande de la depresión consiste en la posterior recuperación, donde se da una alta probabilidad en cuanto a las recaídas y aparición de nuevos episodios. La otra barrera principal son las propias personas que la padecen, pues la gran mayoría niegan ese estado depresivo, o bien, desconocen los síntomas pese a realizar sus tareas diarias.

[restabs alignment=”osc-tabs-left” pills=”nav-pills” responsive=”false” tabcolor=”#8224e3″ tabheadcolor=”#b7b7b7″ seltabcolor=”#eeee22″ seltabheadcolor=”#dd9933″ tabhovercolor=”#2b8c36″]
[restab title=”Síntomas de una Depresión” active=”active”]

  • Fatiga o cansancio general
  • Alteración del sueño o problemas para conciliarlo
  • Alteración del apetito, pocas ganas o muchas ganas de comer
  • Falta de concentración
  • Disminución del líbido o apetito sexual
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor gástrico o dolor abdominal
  • Aerofagia y dispepsia
  • Dolor torácico
  • Dismenorrea
  • Impotencia
  • Eyaculación precoz
  • Taquicardia
  • Palpitaciones
  • Alopecia
  • Prurito
  • Eczema
  • Temblores
  • Sudoración

[/restab]
[restab title=”¿Con qué podemos confundirla?“]

  • ANSIEDAD
  • Hipertiroidismo
  • Anemia
  • Cáncer, sobretodo con el de páncreas
  • Enfermedades neurológicas (parkinson, esclerósis múltiple)
  • Desajuste nutricional
  • Insuficiencia suprarrenal o renal,
  • Insuficiencia cardíaca
  • Transtornos incapacitantes
  • Diabetes
  • Fármacos

 

[/restab]
[restab title=”¿Depresión o Ansiedad?“]

No hay que confundir depresión con ansiedad a pesar de que son fáciles de confundir. La depresión puede originar ansiedad, pero el tipo de ansiedad que genera suele estar vinculada al tiempo subjetivo. Es decir, la persona que padece ansiedad por depresión hace referencia al pasado, mientras que la ansiedad no depresiva está relacionada con acontecimientos o acciones futuras.

El mismo caso se puede aplicar al insomnio. Un estado depresivo es capaz de provocar un despertar precoz mientras que un estado de ansiedad es aquel que no deja dormir a la persona en las primeras fases del sueño.

Por tanto, aunque la sintomatología es parecida, sí que existe un diagnóstico diferencial (además de pruebas más especializadas). Por ejemplo, mientras el denominado “bajón” es predominante por la mañana en las depresiones, en la ansiedad los síntomas empiezan a incrementarse a partir del mediodía o por la tarde.

Esto no es una regla exacta, pues el horario laboral u otras circunstancias pueden alterar el biorritmo de una persona y la forma de presentarse la sintomatología.

[/restab][/restabs]

El estado de ansiedad es el enemigo del equilibrio mental humano

Nuestra vida no está escrita. La capacidad de decisión, tanto nuestra como la de nuestro entorno provoca la denominada incertidumbre, aunque algunos lo llaman erróneamente “suerte” o “destino”. Si echamos un vistazo a nuestro alrededor, la mayoría de las personas han adaptado la incertidumbre a su medio, vivendo su propia vida, sea de forma programada, gobernada, rutinaria o con libertad plena.

Sin embargo, hay personas que tienen un sentimiento muy amplificado acerca de esta incertidumbre. Lo primero que expresan es una moderada preocupación que va creciendo poco a poco. Estas personas suelen estar molestas con su entorno llegando incluso a entrar en estados de miedo, pánico y parálisis.

ansiedad tratamiento sonidos binaurales

Estas reacciones son una característica de lo que se interpreta como trastornos de ansiedad, un problema grave que afrontan hoy en día muchas más personas de las que se piensa. Hacer frente a estas reacciones, impidiendo su progreso es el objetivo de muchos profesionales dedicados a la asistencia social, psicología, psiquiatría y neurobiología.

Es en esta fase donde los sonidos binaurales pueden resultar de ayuda, aunque no se descarta en un futuro su empleo a otros niveles tal y como se ha visto en anteriores posts (desajustes metabólicos, inhibición o segregación de neurotransmisores,…).

La ansiedad no deja de ser el resultado de una emoción humana que las personas experimentan cuando tienen que enfrentarse a situaciones inciertas. Estas situaciones pueden ser muy variadas:

  • Un exámen o prueba mental e incluso física
  • Una toma de decisión
  • Una presión constante debido a un alto grado de responsabilidad
  • Un problema grave en el trabajo
  • Otras

El caso es que hay personas que pueden afrontar esto sin ningún tipo de problema. Por ejemplo, romper con la pareja sentimental. Pero existen otras personas que dicha situación o la decisión que deben tomar les sobrepasa, les causa temor, miedo, pánico y les puede incluso paralizar. En definitiva, sienten ansiedad y ello les impide llevar una vida normal.

¿Cuántos tipos de transtornos de ansiedad existen?

Tantos como personas hay en este mundo, pero principalmente la estadística y la epidemiología se centra en 5:

  • Síntomas Generales: insomnio, intranquilidad, sudoración excesiva, tensión muscular, dolor de cabeza, palpitaciones, náuseas, hormigueo en extremidades,…)
  • Pánico: Es un transtorno imprevisible que ocurre de repente y que puede acompañarse de síntomas físicos como dolores en el pecho y palpitaciones, dificultad para respirar y un pico de sudoración excesiva. Comúnmente es lo que se conoce como “crisis de pánico” y en muchas ocasiones es frecuente confundirlo con un infarto de miocardio.
  • Ansiedad Generalizada: Es parecida al estado de pánico. La persona padece una preocupación exagerada incluso sobre las situaciones o cosas más pequeñas y/o absurdas.
  • Ansiedad Social: Se trata de un trastorno de ansiedad introspectiva, donde la persona es muy sensible o muy consciente de ser juzgada, que se burlen de ella, sea criticada y ridiculizada por otras personas de su entorno. Esta ansiedad afecta a sus respuestas en otro tipo de situaciones sociales o acciones cotidianas donde no existe una amenaza.
  • Fobias: No son manías, sino ciertos temores que involucran situaciones específicas u objetos, y que causan reacciones desproporcionadas al contexto social donde se encuentra la persona. 

Tratamiento de la Ansiedad y la Depresión

Desde hace casi un siglo, sabemos que existen tratamientos farmacológicos para el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Los ansiolíticos basan su mecanismo en los niveles de serotonina y/o noradrenalina en el cuerpo humano. Los primeros fármacos eran más sedantes que otra cosa (barbitúricos y benzodiacepinas principalmente) debido a su poca selectividad (en el mecanismo están involucrados los receptores 5-HT y GABA, así como la enzima monoamino oxidasa), pero (resumidamente) la industria farmacéutica consiguió separar ambos efectos y obtener fármacos más específicos, así cómo descubrir más enzimas y receptores implicados en los procesos que pueden dar lugar a este tipo de transtornos.

El inconveniente de todo ello es que hay que encontrar la causa y no centrarnos solamente en paliar los síntomas, pues cierta medicación, una vez deje de administrarse puede provocar de nuevo la predisposición de la personas a padecer nuevos episodios de ansiedad o depresión. Y aquí entramos a otro nivel, el de la neurociencia.

Los estudios clínicos realizados sobre personas deprimidas han revelado que su cerebro posee una actividad desequilibrada en las zonas frontales y temporales. Gracias a la neuroimagen  y la electroencefalografía cuantitativa (Q-EGG) se ha demostrado que dichas regiones son predominantes y piezas clave para la regulación de los sentimientos, emociones, iniciativa y la motivación, justo aquellos aspectos que se alteran cuando se padece este tipo de transtorno.

Las personas con depresión tieden a aumentar las ondas cerebrales de tipo alfa en la zona frontal, siendo la región frontal izquierda la que presenta mayor amplitud respecto a la derecha. El área frontal derecha del cerebro está asociado al miedo, tendencia a cerrarse sobre sí mismo, no querer contacto con los demás y a la depresión.

Por este motivo, si la región del área frontal izquierda empieza a ir más lenta (ondas cerebrales más lentas) y el área frontal derecha se convierte en el área dominante, la persona comenzará a experimentar un estado de ánimo deprimido, le aborda el sentimiento de incertidumbre y comienza a evitar a las demás personas.

Mapa Cerebral de la Ansiedad

No olvidemos que la asimetría de una actividad cerebral también puede deberse a:

  • Componente Genético: la herencia genética, es decir ya existían antecedentes familiares.
  • Componente Físico: una lesión en la cabeza situada en el área frontal izquierda puede originar el enlentecimiento de esa zona.

Por tanto, el mapa cerebral de una persona nos muestra un patrón que puede ser alterado aplicando sonidos binaurales como técnica no invasiva, y con el objetivo de corregir la actividad en dicha área y así conseguir dejarla en un estado normal. En resumen, combatir un transtorno aplicando una frecuencia concreta de ondas cerebrales.

¿Qué tipo ondas pueden utilizarse?

  • Ondas Alfa (8-13hz), para provocar un equilibrio entre ambas regiones frontales. Se recomiendo aplicar un tiempo muy limitado (no superior a 30 minutos). Son ondas de relajación, pero en estado depresivo, el mapa cerebral muestra una descompensación o desequilibrio.
  • Ondas Delta (0-4hz) son propias de estado del sueño, curación y otras funciones corporales de carácter involuntario. Recomendadas por su efecto relajante.
  • Combinación Alfa, Gamma y/o Theta, para reducir el efecto de ansiedad.

El beneficio de esta técnica es la capacidad de hacer que el oyente se sienta relajado y tranquilo. Es necesario que sienta una sensación de paz en su mente. Para ello, se emplean ondas cerebrales específicas que impliquen estados de relajación. A pesar de que han habido muchos grupos de investigación que han deseado aportar validez al uso de los sonidos binaurales para el tratamiento de la ansiedad y la depresión, no existe hasta la fecha un documento que lo avale como tratamiento eficaz, aunque debido a los múltiples resultados obtenidos en ensayos clínicos, los convierten en una terapia alternativa.

El uso de sonidos binaurales para el tratamiento de la ansiedad debe reunir algunas condiciones para favorecer la experiencia. De hecho, se utiliza la misma premisa que cualquier acto de relajación, meditación, sueño lúcido o desdoblamiento. Se requiere:

  • Material de alta calidad (equipo de audio adecuado, audífonos con señal de ruido muy reducida, CD’s o archivos digitales con extensión flac; los mp3 de alta calidad pueden ser válidos aunque ya hemos discutido mucho este tema acerca del muestreo y el filtrado de ciertas frecuencias ante la compresión del algoritmo).
  • Zona de rélax. Preferiblemente habitación sin ruido, en un lugar cómodo e incluso la cama.
  • Pensamientos positivos acerca de lo que usted está realizando (difícil de aplicar en estados depresivos)
  • Regularidad, voluntad y predisposición (difícil de aplicar en estados depresivos)

Créditos fotografía: FreeImages.com/Vinícius Sgarbe y Joaquín Andrade (desde: http://www.innersource.net/ep/articlespublished/neurological-foundations.html)

Fuentes de información:

  1. “Binaural beat technology in humans: a pilot study to assess psychologic and physiologic effects.” J Altern Complement Med. 2007 Jan-Feb;13(1):25-32.
  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11191043
  3. http://neurofeedbackclinic.ca/journals/depression/dep2.pdf
  4. http://brainwavepowermusic.com/home/blog/benefits-of-binaural-beats-for-anxiety-treatment

Lo encontrarás interesante...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te resulta interesante?

Gracias por leer este post. Si te gusta, compártelo y ayudarás a su difusión.