Efecto de los sonidos binaurales sobre la capacidad de memoria

Los sonidos binaurales representan una percepción auditiva que se produce cuando dos tonos de sonidos a diferentes frecuencias son escuchados por cada oído. El diferencial de ambos tonos es interpretado por nuestro cerebro como una frecuencia única resultante, y dependiendo de estos sonidos, se pueden obtener una serie categorizada de frecuencias que en medicina y física se conocen como ondas alfa, beta, gama, delta, etc…

Un estudio reciente, llevado a cabo por Jakub Kraus, afirma que las ondas gama producidas por los sonidos binaurales, producen un estado alterado en el sujeto o la persona que ayuda a mejorar la capacidad de trabajo en lo que a memoria se refiere. Es decir, que estos ritmos, escuchados de forma adecuada, pueden provocar un beneficio en la retención de información por parte de nuestro cerebro.



La base del estudio parte de una idea ya establecida en la comunidad científica: el funcionamiento cognitivo y ejecutivo siempre viene acompañado de oscilaciones en las ondas cerebrales. Las ondas alfa (7.5Hz a 12.5Hz) se han asociado a vigilancia, atención, procesamiento de la información y otros procesos. A partir de esta premisa, y amparándose en anteriores estudios, se sabe que un aumento en la capacidad de un sujeto para hacer trabajar la memoria viene acompañado de una mayor amplitud de ondas alfa. Por ejemplo, leer mucho más y retener la información de artículos leídos (algo habitual en los estudiantes).

Además, esta oscilación de ondas alfa lo que hace son dos cosas fundamentales: mantener la atención sin que hayan conflictos o estímulos negativos, y seleccionar dicha información  filtrando aquello que es irrelevante.

Una vez seleccionada, la información queda retenida en memoria y en este paso es dónde el estudio se centra. Los autores se preguntas si es posible alterar la capacidad cognitiva del individuo induciéndolo ondas de tipo binaural y comprobar que existe una afectación cortical que produce un aumento del trabajo de la memoria.

Atendiendo al enorme interés de los últimos años en este tema y la multitud de especulaciones acerca de la eficacia de estos ritmos, es seguro que el lector de este blog se pregunte varias cuestiones como: ¿de qué tipo información hablamos? ¿a qué nivel actúan estas ondas? ¿Es un complemento o es capaz de regenerar o estimular ciertas partes cognitivas? ¿Existen otro tipo de ondas que tengan esta capacidad? ¿qué métodos se emplearon en el estudio para poder afirmar esto y qué consecuencias puede conllevar los resultados obtenidos?.

¿Cómo se realizó el estudio?

Para su realización, se dividieron los sujetos en 2 grupos: el primero de ellos escuchaba tonos binaurales mezclados con sonidos del mar, mientras que el segundo solamente escuchaba sonido del mar (control).

En total, se presentaron 50 estudiantes universitarios con edades comprendidas entre los 21 y 29 años. Para el estudio se seleccionaron a las personas al azar, pero se rechazó a un grupo de 10 personas por no cumplir las premisas iniciales o requerimientos establecidos. ¿Cuáles fueron estos requerimientos? En realidad, el autor basó su estudio en la aplicación del método AOSPAN (Unsworth, Heitz, Schrock y Engle, 2005). Este método consiste en una serie de pruebas, secuencias matemáticas y ejercicios automatizados donde los sujetos aprenden primero el mecanismo y cómo debe procederse y, más tarde, realizan la verdadera prueba (en una primera pantalla se presenta un ejercicio matemático, en una segunda el alumno debe considerar si el resultado anterior es cierto o falso, y en un tercera se le asigna una letra en función de su respuesta). Todo ello fue validado por la Junta de Revisión Institucional (IRB) en Farmingdale State College (Nueva York, EE.UU).

Tonos binaurales aplicados al grupo de estudio

Los oyentes recibieron a través de unos auriculares en estéreo dos tonos que generaban unas frecuencias de 230 Hz y 220.45 Hz, una frecuencia por cada oído. Así pues, el resultado final es el diferencial de ambos, por lo que la frecuencia binaural que se aplicó fue de 9,55 Hz, un sonido que está dentro del rango alfa. El primer grupo recibió el sonido con una superposición de sonido de mar, mientras que el grupo de control solamente recibió el sonido del mar, sin sonidos binaurales. La duración de ambos sonidos era de 12 minutos y el estudio completo finalizó en 50 minutos ya que las pruebas estaban partidas (entre prueba y prueba se aplicaban los sonidos).

Conclusiones finales, ¿los tonos binaurales sirven para la memoria?

Los participantes mostraron una mejoría en su capacidad de trabajo en la segunda prueba AOSPAN, tras recibir las frecuencias de sonidos binaurales (aproximadamente un 7%). A pesar de que ambos grupos mejoraron, las puntuaciones más significativas se encontraban en los alumnos que habían recibido los tonos binaurales. Por tanto, el grupo que recibió una estimulación de ondas alfa a 9,55 Hz obtuvo un efecto positivo en su capacidad de memoria en comparación al grupo de control.

Los resultados de la investigación indicaron que los sonidos binaurales afectan de forma positiva al control de la atención, la activación, retención y almacenamiento de la memoria. De todas formas, los autores destacan la necesidad de llevar a cabo estudios posteriores con una población más heterogénea en los que existan niños o personas mayores, incluso estudiantes con déficit de atención. Solamente así se podrían extraer resultados concluyentes, aunque claro, el método AOSPAN debería modificarse en cuanto a tiempo de resolución, pues la fatiga mental o física durante la prueba puede ser un condicionante.

Fuente original: http://psych.fss.muni.cz/files/jakub_kraus_-_soutezni_text.pdf

Lo encontrarás interesante...

3 Respuestas

  1. Aldo Prieto dice:

    Hola a todos,
    el estudio de Krauss habla de actividad eléctrica alterada mas no de estados alterados, lo que implica una gran diferencia y mas aun tampoco habla de que ayuden a mejorar la capacidad de trabajo en lo que a memoria se refiere habla de que estas frecuencia ayudan a mejorar la memoria de trabajo que es la memoria tambien llamada de corto plazo, la gran diferencia es que esta se localiza en los lóbulos frontales asociados con la capacidades ejecutivas del cerebro y la memoria que normalmente consideramos memoria tambien llamada de largo plazo se localiza en el hipocampo y los lobulos temporales. Saludos

  1. 02/06/2016

    […] Una vez  ya tengas las 3 fichas resumen, y antes de pasar al BLOQUE 2, procederás a su lectura mediante la aplicación de sonidos binaurales con ondas alfa (más información) […]

  2. 16/04/2017

    […] cognitivas y de aprendizaje en humanos, y aunque esto ya viene justificado años atrás con el estudio mediante el método AOSPAN que citamos en esta misma web en 2015, otro departamento de psicología clínica de la Universidad […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te resulta interesante?

Gracias por leer este post. Si te gusta, compártelo y ayudarás a su difusión.